Consejos para elegir la almohada perfecta para ti

Llevo unos días levantándome con dolor de cuello y hombros, y con la sensación de no haber descansado bien durante la noche. Toco la almohada y ha perdido firmeza, y es que ya han pasado tres años desde que la compré y toca renovarla.

En Sueños descans sabemos que elegir la almohada perfecta para ti puede resultar un tanto difícil por los diferentes materiales con los que están hechas. Por eso te damos unos tips para que los tengas en cuenta a la hora de renovar la almohada.

Consejos para renovar la almohada

Lo que se pretende al utilizar una almohada es que la columna vertebral quede recta desde las cervicales hasta la cadera. Los músculos, ligamentos y articulaciones que están en esta zona se van tensionando a lo largo de la jornada,  y es necesario que se relajen durante las horas de sueño para no tener dolores que pueden resultar bastante incómodos.

Las almohadas están hechas de diferentes materiales, las más comunes son:

-        Almohadas de fibra: son muy cómodas, frescas y transpirables. Tienen una alta capacidad de recuperación a su estado natural y favorecen la circulación del aire, eliminando así posibles humedades. Son ideales para los soñadores que duermen boca arriba, de lado, o cambian mucho de postura.

-        Almohadas viscoelásticas: Se adaptan perfectamente a la cabeza, nuca y zona cervical proporcionando un descanso inmejorable en esta zona. Se recomiendan a personas que tienen problemas de espalda y/o cervicales. Las almohadas viscoelásticas además, son termo sensibles.

-        Almohadas de látex: Tienen una textura muy suave y cómoda. El látex tiene  una estructura de célula abierta que mejora el paso de aire y la transpirabilidad. La alta recuperación a la forma original hace que tenga mucha resistencia, por lo que está indicada para personas que duermen de lado, para los que se mueven mucho, y para personas corpulentas.

-        - Almohadas Nucol: Son una novedosa alternativa gracias al muelle viscoelástico que es el apoyo perfecto para la zona de cabeza, cuello y cervicales. Altamente transpirable, la almohada Nucol está disponible en firmeza suave, media y firm.

    Tipos de almohada según tu forma de dormir

      También la forma en la que duermes condiciona el tipo de almohada que necesitas.

-         - Si duermes de lado, te irá bien una almohada alta y firme.

-         -  Si duermes boca abajo, necesitarás una almohada blanda y delgada.

-         -  Si duermes boca arriba, o te mueves mucho mientras duermes, lo ideal será una almohada de firmeza y grosor medio.

    Aunque lo recomendado es cambiar la almohada cada dos años, si la cuidas bien, puedes mantenerla en perfectas condiciones durante mucho más tiempo.

-         Ventila la habitación y airea la almohada cada mañana.

-          Dale la vuelta de vez en cuando para que no se deforme.

-          Lávala según te indique el fabricante.

-          Usa fundas protectoras para asegurar la higiene de tu almohada.

       También te puede interesar: “Cómo elegir el colchón perfecto” “Colchones con sistema de masaje”.

Comentarios (0)

Producto agregado a su lista
Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información anónima sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.