Cómo decir adiós a la cuna sin dramas

El tiempo pasa volando cuando de nuestros hijos se trata. Todavía recuerdo cuando le compré la cuna tan pequeñita como él. Ha sido su nidito donde ha dormido, jugado y descubierto que dar saltitos sobre el colchón es de lo más divertido. Ahora al cumplir dos años y al empezar a andar tiene más necesidad de movimiento, empieza a descubrir nuevos espacios y me doy cuenta que su cuna se le empieza  a quedar pequeña y necesita una cama que se adapte mejor a sus necesidades.

En Sueños descans sabemos que el paso de la cuna a la cama no es fácil, por eso te queremos dar unos consejos para que su nueva cama sea su lugar favorito.

Tu hijo debe saber por qué tiene que pasar de su cuna a una cama nueva. Si le explicas que se está haciendo mayor y que necesita más espacio para dormir lo va a comprender y le va a ser más fácil dejar su cuna.

Coloca su cama nueva en la misma habitación donde tiene la cuna. Deja que poco a poco vaya tomando contacto con la cama nueva, deja que juegue en ella y que duerma las siestas. Utiliza alguna sábana o mantita que ya usaba antes para que se sienta cómodo y seguro con algo que le es familiar.

A la hora de adquirir el tipo de cama, el juego de sábanas y los complementos, deja que sea el niño quién los elija, así se sentirá protagonista de su propio espacio. Nada es más motivador que tomar tus propias decisiones, y elegir el juego de sábanas con su superhéroe favorito puede ser de lo más emocionante.

Motivar al niño para hacer el cambio de cama, celebrando una noche especial por hacerse mayor, puede ser una técnica la mar de emocionante para que empiece a dormir en su nueva cama sin dramas.

No estaría de más, colocar una barandilla para evitar que el niño se caiga si se mueve mucho, aunque sería recomendable dejar un espacio por donde pudiera salir si tuviera la necesidad de ir al baño por ejemplo.

Algo a tener en cuenta a la hora de elegir un colchón, es que hay líneas de colchones juveniles que se van a adaptar a las nuevas necesidades del niño. Un colchón con un nivel de firmeza alto va a dar más libertad de movimiento mientras duerme, evitando así que se despierte por la noche.

El colchón Monet Slim, puede ser una inversión a largo plazo de la que tu hijo disfrutará durante mucho tiempo, ya que se trata de un colchón con el novedoso muelle viscoelástico Nucol , que proporciona la firmeza justa, una gran adaptabilidad y máxima transpiración.

  

También te puede interesar: “Colchones con Sistema Nucol, una nueva forma de descansar” y “Cómo elegir el colchón perfecto”.

Comentarios (0)

Producto agregado a su lista
Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información anónima sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.