Cómo afecta el cambio de hora a tu sueño

El horario de verano es una práctica que consiste en ajustar el reloj una hora para aprovechar mejor la luz del día durante los meses de verano. Si bien puede parecer una práctica simple e inofensiva, el horario de verano puede tener un impacto significativo en tu sueño y salud. En este artículo, exploraremos los efectos del horario de verano en tus patrones de sueño y brindaremos consejos sobre cómo adaptarte al cambio de hora.

Los efectos del horario de verano en tu sueño

El horario de verano puede interrumpir tus patrones naturales de sueño al alterar tu ritmo circadiano. Tu ritmo circadiano es tu reloj biológico interno que regula tu ciclo de sueño-vigilia. Cuando adelantamos nuestros relojes una hora durante el horario de verano, puede hacer que te sientes más despierto por la noche y que sea más difícil conciliar el sueño. Muchas personas informan sentirse más cansadas y con dificultades para dormir durante los primeros días después del cambio de horario, sintiéndose con menos ánimo y más irritadas.

Consejos para adaptarte al horario de verano

  1. Ajusta gradualmente tu horario de sueño: comienza a ajustar tu horario de sueño unos días antes del horario de verano acostándote y levantándote 15-30 minutos antes cada día.
  2. Sigue una rutina de sueño: acostarte y despertarte a la misma hora todos los días ayuda a regular el ritmo circadiano y mejora el descanso.
  3. Limita la exposición a la luz azul: la luz azul de los dispositivos electrónicos puede alterar tus patrones de sueño. Evita el uso de dispositivos electrónicos antes de acostarte o usa un filtro de luz azul para minimizar su impacto.
  4. Practica una buena higiene del sueño: crear un entorno propicio para dormir ayuda a descansar mejor. Mantén tu habitación oscura, tranquila y fresca, y evita consumir cafeína y alcohol antes de acostarte.
  5. Haz ejercicio regular: El ejercicio regular mejora la calidad del sueño, reduce la ansiedad y el estrés, mejora el estado de ánimo y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además, el ejercicio al aire libre también puede ayudar a exponerte a la luz natural, lo que ajusta el ritmo circadiano de tu cuerpo.
  6. Exponerte a la luz natural durante el día: se recomienda pasar tiempo al aire libre durante el día y asegurarte de recibir suficiente luz natural, especialmente durante las primeras semanas después del cambio de horario, ya que la luz natural ayuda a mejorar el estado de ánimo y reducir los niveles de ansiedad y estrés.

Si bien el horario de verano puede parecer una práctica inofensiva, puede tener un impacto significativo en tu sueño y salud. Al ajustar gradualmente tu horario de sueño y practicar una buena higiene del sueño, puedes minimizar los efectos negativos del horario de verano y mejorar tu salud y bienestar en general.

 

También te puede interesar: “Técnicas de relajación antes de dormir” y “Dormir juntos o separados, ¿Qué es mejor para nuestro descanso?”.

 

Comentarios (0)

Producto agregado a su lista